Juegos de azar y sus beneficios cognitivos

juegos de azar

Estudios demostraron beneficios cognitivos en las personas que frecuentan casas de juegos

Todas las noches de cartas con los amigos o la familia valen la pena, no solamente por el buen rato que se pasa con los seres queridos, sino también porque todos los juegos de azar ayudan a la mente del ser humano a siempre estar alerta. Esto se debe a todo lo que el cerebro procesa durante las partidas: aprendizaje de reglas, técnicas, trucos y estar al pendiente de los movimientos de los rivales son algunas de las cosas que ayudan.

De acuerdo con un estudio realizado por el Dr. Jeffrey L. Cummings de la Universidad de Nevada, de los juegos de azar se puede aprender mucho porque ponen al límite las capacidades cognitivas y psicomotrices.

En específico, la investigación del neurólogo y vicepresidente del Departamento de Salud Cerebral de la Universidad de Nevada, descubrió que jugar poker reduce la posibilidad de desarrollar Alzheimer hasta en un 50%.

«Tenemos información que certifica que los pacientes libres de demencias son aquellos que aún son capaces de trabajar normalmente, estimulados frecuentemente por altos esfuerzos mentales. Es mejor, desde el punto de vista cognitivo, hacer trabajar la mente de forma continuada.» dijo Jeffrey Cummings.

El juego físico no es el único que tiene beneficios, sino que también los juegos online tienen sus ventajas. Uno de los ejemplos se vive en Argentina, uno de los países que sufrió el cierre de sus juegos y que todavía luchan por regresar a la actividad; sus clientes encontraron en los sitios de casinos online la posibilidad de mantenerse activos y mantener el aislamiento social al conocer personas con aficiones similares.

Una de las ventajas que existen en la actualidad es que no es necesario ir a un casino para jugar al poker o cualquier otro juego. Ahora todo está al alcance de un smartphone y los casinos en línea cuentan con una selección de los mejores juegos para tu celular.

La investigación del doctor Cummings habla sobre un estudio realizado en Francia en el 2009. En él participaron 5 mil personas y se mostró que la participación en actividades mentales como los juegos de cartas que se practican un par de veces a la semana, han disminuido además el riesgo de demencia en un 50%.

“Tenemos una idea social de qué significa la jubilación y tenemos que volver a esa idea. La consecuencia lógica de los datos que tenemos acerca de la demencia es que la persona que está en condiciones de trabajar, está naturalmente estimulada”, explicó el médico al respecto, hace algunos años.

Juegos de azar y beneficios

Uno de los primeros estímulos visibles en los juegos de casino es en la memoria. Uno de los juegos que ayuda en ese sentido es el blackjack. De acuerdo con distintos reportes, encontrar las cartas que todavía no aparecen en el juego o recordar las combinaciones de los premios que tienen mayor valor en los slots también son ejercicios que potencian un efecto positivo en la capacidad de retener información.

Los reflejos de la mano y los ojos pueden aumentar para los que están habituados a jugar bingo o lotería. Esto desarrolla la coordinación entre ambas partes del cuerpo, por lo que algunas rondas de bingo a la semana pueden ayudar a mantener la agudeza cerebral. Hay que recordar que muchas personas mayores disfrutan de este juego de azar.

De hecho, según un estudio elaborado por científicos de la Universidad Case Western Reserve, la Universidad de Boston y la Universidad Estatal de Bridgewater, el bingo es un juego que no solo ayuda a la socialización, sino que también mejora el rendimiento cognitivo y la percepción visual. Estos resultados fueron publicados en el artículo titulado “¡Bingo! Externally-Supported Performance Intervention for Deficient Visual Search in Normal Aging, Parkinson’s Disease and Alzheimer’s Disease”.

beneficios cognitivos

Durante la investigación, los científicos probaron cartones de distintos tamaños, contrastes y complejidades visuales. Esto con la intención de encontrar cómo los problemas visuales pueden afectar las funciones cognitivas de los participantes.

Las personas que tienden a desconcentrarse con facilidad pueden intentar mejorar su concentración con algunos juegos de cartas como los ya antes mencionados poker, blackjack o incluso el baccarat. Durante cada uno de los turnos debes permanecer enfocado solamente en el juego, de esta forma le enseñas a tu cerebro a ignorar cualquier cosa que pudiera traer complicaciones a tu partida.

En general, los juegos de azar pueden, incluso, dar la frialdad para tomar decisiones trascendentales. En cualquiera de ellos debes tener determinaciones y estas afectarán de una forma negativa o positiva a lo que pase durante tu juego. Además, impactará a los otros participantes, por ello podría decirse que la evaluación de riesgos es constante y todo esto puede llevarse a la práctica en la vida cotidiana: en casa, en el trabajo o cualquier otro momento.

Deja tu comentario